Tranquilos, no quiero confundirles:  se trata de un título que nos invita a analizar algunos productos que están lanzando las entidades financieras y que quiero comentarles  para despejar dudas a aquellos que los desconocen.

MIFID II , la legislación europea que entró en vigor este año, obliga no sólo a informar al cliente de todos los aspectos de este tipo de productos de manera clara,imparcial y no engañosa , sino también a realizar un asesoramiento que incluya la realización de los pertinentes Test de Conveniencia y Test de Idoneidad que se hacen a los clientes

Un producto que otorga Ganancias si la bolsa sube, y Ganancias , si la bolsa baja, como hemos puesto en el título, son considerados por MIFID II, Productos Complejos. Y dentro de los mismos, los Derivados (Opciones y Futuros) y los Estructurados (Combinación de dos o más productos financieros que forman un estructura), son aquellos que pueden estar diseñados de tal forma que supongan plusvalías cuando los mercados financieros bajan.

Si, repito, cuando estos bajan, no me he confundido

Y entiendo que para la mayoría de las personas, esto puede ser difícil de entender, o incluso hasta sospechable, más si cabe con todos los escándalos que ha habido en los últimos años con Preferentes, Subordinadas, etc

Pero los Futuros y las Opciones tienen su origen hace casi 400 años en Holanda , en el Mercado de Tulipanes, y el primer mercado de futuros organizado se localizó en Japón hace casi 300, teniendo como activo a negociar el arroz

Quiero con este par de datos hacerles llegar la idea de que no son productos basados en ideas revolucionarias, sino que la base de los mismos tiene ya un largo recorrido, aunque  repito, entiendo sean difíciles de asimilar para el ciudadano no acostumbrado a estos términos financieros

Y se lo comento a ustedes porque hace un par de días estaba analizando con un cliente, un nuevo Producto Complejo de una entidad financiera que se caracterizaba por la posibilidad de obtener Ganancias si la bolsa subía, y Ganancias si la bolsa bajaba, con el límite de un máximo de caída de un 25%

Y mis conclusiones después del encuentro fueron dos, una, que el producto está diseñado de manera excelsa, y dos, que menos mal que ha llegado MIFID II para garantizar la transparencia y la honestidad en el complejo mundo del Asesoramiento Financiero de Inversiones

Artículo anteriorVeinte años de PhotoEspaña
Artículo siguienteUna lección sobre el éxito, por Warren Buffet
Roberto Rodríguez Manzaneque es CSO y Socio Fundador de Invexia. Licenciado en Economía, Máster en Mercados Bursátiles y Derivados Financieros, Experto Universitario en Métodos Avanzados de Estadística Aplicada, Experto Universitario en Estadística Multivariante, Asesor Financiero con Acreditación Oficial MIFID II por IEAF, tiene una dilatada experiencia en la implementación en la empresa de Sistemas de Compensación, Beneficios, Retribución Flexible y Previsión Social Empresarial

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here