La Resolución de 2 de noviembre del TEAC ha efectuado recientemente una aclaración en recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio en la imputación temporal de los rendimientos satisfechos por el FOGASA.

Las cantidades pagadas por el FOGASA en concepto de salarios impagados por el empresario tienen la naturaleza de rendimientos del trabajo, y puesto que la efectividad de dicha obligación suele demorarse -se perciben con el carácter de “atrasos”-, el trabajador tendrá que aplicar las reglas especiales de imputación temporal que establece la Ley 35/2006 (Ley IRPF).

Ahora bien, pueden diferenciarse dos casos en cuanto a su imputación temporal:

1. Pagos del FOGASA que corresponden a períodos anteriores a aquel en que se perciben, sobre los que no existe un litigio en su percepción. En estos casos, el año en que se perciben dichas retribuciones, se imputarán a los distintos ejercicios en que los mismos fueron exigibles a través de la presentación de las correspondientes autoliquidaciones complementarias.

2. Pagos del FOGASA que corresponden a períodos anteriores a aquél en que se perciben, existiendo un litigio sobre el derecho a percibir esas retribuciones. Las cantidades pagadas por el FOGASA se declararán como rendimientos del trabajo del ejercicio en el que la resolución judicial adquiera firmeza. En el supuesto de que la sentencia judicial adquiera firmeza un ejercicio, pero el pago se produzca en el siguiente, la imputación del ingreso deberá de hacerse en este último.

Pedro Martín Molina

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here