El pasado 27 de marzo la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglas en inglés) hizo públicas las medidas acordadas en relación a la oferta de Contratos por Diferencias (CFDs) y opciones binarias a inversores minoristas en la Unión Europea.

Entre las medidas adoptadas cabe destacar las siguientes:

  • Por un lado,  se prohibe la comercialización, distribución o venta de opciones binarias a inversores minoristas.
  • Por otro, se establecen diferentes restricciones a la comercialización, distribución o venta de CFDs a inversores minoristas.

Las restricciones aprobadas para los CFDs en virtud del artículo 40 del Reglamento sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFIR) incluyen:

  1. Se introducen limitaciones en el apalancamiento cuando el cliente abre una posición, que varían de acuerdo con la volatilidad del subyacente:

– 30:1 para los principales pares de divisas.
– 20:1 para otros pares de divisas no principales, oro e índices bursátiles principales.
– 10:1 para productos distintos del oro y otros índices bursátiles.
– 5:1 para acciones individuales y otros valores de referencia.
– 2:1 para criptodivisas.

2. Se estandariza el porcentaje de margen mínimo requerido para iniciar el cierre de posiciones del cliente en caso de falta de garantías, fijándose en el 50%.

3. Se establece como obligatoria la protección de saldo negativo para clientes minoristas.

4. Se imponen restricciones a los bonus y promociones ofrecidos para operar CFDs.

5. Se crea una advertencia de riesgo estandarizada, en la que deberá incluirse el porcentaje de cuentas de clientes minoristas con pérdidas.

Desde Invexia, consideramos que las medidas adoptadas constituyen sin lugar a dudas un avance en la protección del pequeño inversor, aunque es posible que afecte a las estrategias de muchos operadores y tenga un impacto significativo en las cuentas de los brokers que ofrecen este tipo de productos financieros.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here