A finales del año pasado , se han cumplido tres años desde la introducción de estas dos, más que interesantes medidas, que introdujo la Ley 27/2014 del Impuesto de Sociedades, y ,desde Invexia y Martin Molina Abogados y Economistas, queremos recordar las ventajas fiscales de las mismas a aquellos de nuestros lectores que son empresarios y tienen sociedad , o son emprendedores, y en breve la van a constituir.

Veamos un breve resumen de los puntos más importantes de las mismas

Reserva de Capitalización

La Reserva de Capitalización , regulada en el art.25 de la LIS, tiene como finalidad incentivar la financiación de la empresa a través de la ampliación de los Recursos Propios, por lo que si el importe de éstos se han incrementado durante el ejercicio, podrá reducirse la base imponible en un 10% del incremento mencionado

Se exige además que se dote una Reserva y se mantenga durante 5 años desde el cierre del año en el que se ha procedido a tal ampliación de fondos

Otra limitación que se impone es que no se podrá superar el 10% de la Base Imponible del año en que se efectúa la reserva

 

Reserva de Nivelación

La Reserva de Nivelación se regula en el art.105 de la LIS, y se dirige a empresas de reducida dimensión o a empresas de reciente creación (emprendedores), ya que la minoración no podrá superar el millón de euros

Aún así, aclaramos que no puede aplicarse en aquellas empresas de reciente creación que estén tributando al 15% en el Impuesto de Sociedades

También se establece un máximo de un 10% de minoración de la Base Imponible y un plazo de 5 años, para poder compensar con resultados de Bases Imponibles negativas

Imaginemos que en los 5 años posteriores a la creación de la misma, nunca se hubieran dado resultados de Bases imponibles negativas en el Impuesto de Sociedades para poder compensar.

Pues bien, en ese supuesto, la compensación se debería efectuar definitivamente en el año que le sigue

Aplicación simultánea de las dos reservas en Empresas de reducida dimensión

En este caso, las cantidades que se destinan a una de las modalidades, no pueden destinarse simultáneamente a la otra.

Otra cuestión que nuestros lectores deben tener en cuenta es el orden en que se deben de aplicar las Reservas si la empresa quiere aplicar ambas en el mismo ejercicio fiscal

Primero se aplicaría la Reserva de Capitalizacion , quedando el tipo impositivo efectivo en un 22,5%, y posteriormente se dotaría la Reserva de Nivelación , quedando finalmente un tipo efectivo del 20,25%

En fin dos interesantes instrumentos de planificación Fiscal que deberíamos estudiar en nuestras empresas