PENAL Y COMPLIANCE

Desde MARTÍN MOLINA trabajamos en la prevención del delito, y atendemos al asesoramiento y defensa judicial del cliente.

Prevención del delito:

Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, las empresas pueden cometer ciertos delitos cuando los cometen sus directivos, o cuando quien lo realiza es un empleado por falta de control del responsable.

Para proteger a la empresa de los perjudiciales efectos de una condena penal, desde Legal y Económico recomendamos a nuestros clientes la implementación de un Plan de Prevención de Delitos (PPD), al considerar que esta medida ofrece además los siguientes beneficios;

• Procura a la empresa un sistema de organización y gestión adaptado a sus características y necesidades particulares, con el que evitar o reducir la comisión de delitos en su seno, aportando transparencia en la gestión y mejorando la imagen corporativa.
• Puede servir como atenuante. De manera que se puede obtener una importante reducción económica, o temporal de la pena en caso de inculpación de la compañía.
• Puede servir como eximente y quedar por tanto la empresa exenta de responsabilidad penal.

Asesoramiento y defensa judicial del cliente:
En MARTÍN MOLINA asesoramos, intervenimos y defendemos en Sede Judicial

• Tanto a empresas y otras personas jurídicas en cualquiera de las 26 categorías de delitos que pueden cometer,
• Como a personas físicas en los siguientes delitos:

o Delitos económicos: apropiación indebida, estafa, falsedades, delitos societarios, blanqueo de capitales, insolvencia punible, falsificaciones, etc.
o Delitos contra la persona: lesiones, homicidio, asesinato, etc.
o Delitos de tráfico: alcoholemias, exceso de velocidad, conducción sin carné, desobediencia a la autoridad, conducción temeraria y omisión del deber de socorro.
o Delitos contra el patrimonio: robo, hurto, receptación, daños, defraudaciones, etc.
o Delitos contra la salud pública: industria alimentaria y farmacéutica.
o Delitos administrativos y políticos: cohecho, prevaricación, urbanísticos, tráfico de influencias, malversación, fraudes, negociaciones prohibidas, corrupción e infidelidad en custodia documentos
o Delitos contra la hacienda pública: delito fiscal.
o Delitos de violencia doméstica.
o Delitos contra el medio ambiente y urbanísticos: contra la ordenación del territorio.
o Delitos contra la libertad: detención ilegal, secuestro, amenazas, coacciones, tortura y contra la integridad moral.
o Delitos contra el honor: calumnia e injuria.
o Delitos contra la seguridad social y contra los derechos de los trabajadores.
o Delitos contra la libertad sexual: agresión sexual, abuso sexual, acoso sexual, etc.
o Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos, allanamiento de morada.
o Delitos contra los derechos y deberes familiares: abandono de familia, impago de pensiones, sustracción de menores, etc.
o Delitos contra la propiedad intelectual e industrial.
o Delitos contra los extranjeros.
o Delitos contra el patrimonio histórico.
o Delitos de incendios.
o Delitos contra la administración de justicia: prevaricación, encubrimiento, acusación y denuncias falsas, simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia, deslealtad profesional, quebrantamiento de condena.
o Delitos contra la Constitución: contra las instituciones de Estado, contra los derechos fundamentales y libertades públicas, cometidos por funcionarios.
o Delitos contra el orden público: atentados contra la autoridad, resistencia y desobediencia, tenencia, tráfico y depósito de armas.
o Otros delitos: usurpación de estado civil, de funciones públicas, intrusismo.
o Cualquier otro delito.

Medidas de Prevención Penal:

• Realización de un informe de detección de aquellas áreas que presentan algún nivel de riesgo.
• Análisis del funcionamiento de la empresa y propuestas de medidas para la prevención de delitos.
• Asesoramiento para la adopción de un canal de denuncias.
• Determinación de las concretas funciones que ha de desarrollar el Órgano de Supervisión del PPD según las necesidades de cada empresa.
• Apoyo en la implementación y soporte del modelo mediante asesoramiento técnico continuado.
• Realización de cursos de formación dirigidos a directivos y empleados.
• Formación técnica específicamente prevista para completar y actualizar los conocimientos de quienes actúan como Órgano de Supervisión del PPD.
• Modificaciones del PPD cuando por causas ajenas a la empresa, o por el propio desarrollo de la misma es necesario adaptar el que se utiliza.
• Revisiones y auditorías externas del modelo de PPD implementado por la persona jurídica.
• Ofrecer propuestas de prevención para delitos que pese a no ser comisibles por persona jurídica pueden dañar la imagen corporativa de forma muy grave, o incluso irreparable.